H12 ACEITE DE PIPA NEGRA Aroma y sabor a pipa
H12 ACEITE DE PIPA NEGRA   Aroma y sabor a pipa

Tras dos años de pruebas y mejoras, esta maravillosa experiencia gastronómica ha visto la luz. 


La historia de H12 arranca en 1969, cuando nuestra abuela y madre averiguaron que existía un cultivo llamado girasol de pipa negra que se podía cultivar durante el duro y seco verano de la Manchuela Conquense. Estas dos pioneras lucharon contra viento y marea, en un tiempo de hombres, por implantarlo en su terruño. En la actualidad nosotros seguimos los pasos marcados por ellas, incluso hoy en día seguimos utilizando la máquina de sembrar que compraron allá por los 60. La prácticas agrarias que aplicamos a nuestros girasoles se basan en un máximo respeto medioambiental, siguiendo rotaciones de cultivos de hasta 4 años (cereal, girasol, leguminosas y barbecho). No utilizamos ningún tipo de herbicidas en el cultivo del girasol.

La siembra comienza en Mayo, tras dos faenas previas de laboreo (antes se ha dejado que el ganado paste durante uno o dos meses en las parcelas para que controle la mala hierba). Tras la siembra sólo se realiza una labor mecánica de descarda. Y por fin, en octubre o noviembre, cuando la humedad de la pipa negra está por debajo del 8% de humedad, se produce la siega (en fin... recogemos las pipas que las palomas, algún corzo y unos cuantos jabalíes nos dejan).

Las parcelas que empleamos para este cultivo están situadas en la comarca de la Manchuela Conquense, a más de 800 metros de altitud, donde el periodo libre de heladas es de tan sólo 3 meses (por eso nos vemos obligados a sembrar tan tarde). El carácter del aceite viene dado, entre otras cosas, porque la escasa precipitación estival y la orientación sur oeste de las parcelas hacen que las plantas sufran un estrés hídrico que, aunque disminuye el rendimiento, incrementa exponencialmente su calidad y sus cualidades organolépticas.

Una vez que se han recolectado, las pipas se criban para eliminar restos de cosecha no deseable después se prensan para lentamente estraer el aceite contenido en la semilla que será recogido en depósitos donde la gravedad hace su efecto y las sustancias sólidas e impurezas se depositan en el fondo, proceso que tarda cerca de dos meses.

Tras este proceso se trasiega el aceite a un depósito final desde el que se embotella, directamente.

Destinamos al menos 4 kg de pipa negra para extraer un litro de H12  ya que la máquina no se calienta, ni las pipas, así que lo que extraemos es la flor del aceite mediante pura presión en frío.
El producto resultante es el sabroso aceite H12 que os presentamos. Aporta una mezcla de sabores intensos que recuerdan mucho a las pipas en la cosecha durante la otoñada. Su sabor perdura en boca largo tiempo, mientras que la astringencia final es debida a su sencillez y a su falta de refinado. Al producir el aceite a baja temperatura, permite que se conserve en él toda la vitamina E,  que se cuantifica en 57.9 mg por cada 100 gramos de producto, lo que es una cantidad dos veces superior el valor referido en el Anexo I de la Directiva 90/496/CEE. Es decir, que es un producto de “Alto Contenido de Vitamina E” constatado científicamente.
 

Como todos los aceites en rama, tiene un punto de humo por debajo de los 150 grados, por lo que se recomienda su consumo en crudo o someterlo a frituras de baja temperatura.

Os animamos a que probéis este aceite 100% natural, hecho íntegramente en España que aporta calidad culinaria y alimentaria en tu mesa y a la vez revitaliza el mundo agrario. Os ofrecemos dos presentaciones para elegir: una de 250 ml y otra de 500 ml.